Portada > Opinión
Vota: +0

Presentación en vivo de su primer disco

Raúl Rodríguez y «Razón de Son», talento por todos lados

por Federico Francesch el 14/01/2015 

Noche de fiesta en Jamboree de Barcelona el pasado 10 de enero. Con la sala en las dos sesiones programadas totalmente repleta de público, Raúl Rodríguez presentaba su primer disco, Razón de Son, un disco que, como él mismo nos comentaba con humor, parece: "La edición conmemorativa".

Raúl Rodríguez presentó «Razón de son» en la sala Jamboree de Barcelona el pasado 10 de enero. © Federico Francesch
Raúl Rodríguez presentó «Razón de son» en la sala Jamboree de Barcelona el pasado 10 de enero.
© Federico Francesch

 

Realmente es así, porque pocos trabajos se editan actualmente en un cuidadísimo formato de disco libro y menos con sesenta páginas de texto y fotos. Y es que todo ha sido enorme en este proyecto del músico. Se presentó oficialmente en el Festival Etnosur; en compañía de Coetus; del grupo de baile Kata Kanona; del repentista cubano Alexis Díaz Pimienta; de Mario Mas, contrapunteando con su guitarra el tres de Raúl Rodríguez; de Guillem Aguilar, con los bajos; y la voz de Martirio, progenitora del cantante. Más de treinta personas en escena. El disco, por otra parte, está grabado en su integridad (tres flamenco, guitarra acústica, bajo eléctrico, percusiones y voces), por él en solitario, con alguna puntual colaboración. Y, como no podía ser menos, la práctica totalidad de las canciones son suyas.

 

Siguiendo con esa forma tan a lo grande de hacer las cosas, en Barcelona, se hizo acompañar, ni más ni menos, que por el propio Mario Mas; Aleix Tobías, alma de Coetus, a la batería; y su inseparable Guillem Aguilar al bajo eléctrico. El escenario de Jamboree rebosaba talento por todos lados.

 

Raúl Rodríguez, además de todo lo dicho, ha creado un instrumento, el tres flamenco, que recoge, como indica su nombre, las características del tres cubano y la guitarra flamenca. Un instrumento que él exprime hasta convertir su sonido en algo absolutamente especial y mágico, mezcla de punteo y ritmo, mezcla de tierras separadas por mares, esos que en realidad no separan sino que sirven para que las culturas se desplacen de un lugar a otro.

 

Pero no solo ha querido innovar en el terreno más técnico: "Hemos venido aquí a presentar estas tonadas que no se sabe cuánto tiempo tienen, porque son nuevas, pero uno no tiene la sensación de haberlas inventado, sino de haberlas rescatado de una memoria del porvenir, de aquellos sones que no se saben dónde estaban y no se saben dónde van a ir, porque aunque parezca lo contrario, la tradición nos pertenece. La música popular es música de hombres y mujeres libres que en cada momento han intentado hacer una cosa diferente." introducía el concierto el artista.

 

Un concierto que comenzó, como no, con su tema Razón de Son, que da nombre al trabajo, y le sirve de presentación de él mismo en los recitales, como nos comentaba, "al estilo de los antiguos cantores". "Aquí vengo con mi son/ a cantarle frente a frente…", dice. Empezaba con la introducción que con el tres en solitario hacía de esta canción, una introducción que desemboca en unas notas a un ritmo sincopado que es como una sublimación de todo el proyecto que presentaba, mezcla de músicas, revisión del flamenco a través de las influencias americanas y también africanas.

 

Raúl Rodríguez y David Pastor. © Federico Francesch
Raúl Rodríguez y David Pastor.
© Federico Francesch

 

Y así fueron sonando una tras otra las canciones de su cedé. Llévame a la mar, que él presentaba como: "Un fandango indiano, una fantasía de folclore imaginario a partir de aquellas noticias que nos hablan de que el fandango llegó como danza afrocaribeña bulliciosa a las costas ibéricas. Y por ahí hemos imaginado que había alguna tonada perdida por el siglo XVII o XVIII que nadie cantó porque todavía no se había compuesto." La historia de Negro Curro, que habla de los primeros negros que llegaron a La Habana desde Sevilla como hombres libres, y que crearon una música, dijo, afroandaluza. Siguió recuperando cantes del protoflamenco como La caña, con una tremenda introducción a la guitarra flamenca de Mario Mas.

 

En ese momento entraron en escena dos miembros del grupo Coetus, de esos, "tambores libres", como los calificaba el propio Raúl Rodríguez. Eran Acari Bertran y Angelo Manhenzane los que se incorporaron para tocar, todos juntos, Con la guitarra en blanco: "Una propuesta de palo nuevo, un ritmo un poquito contagioso que bebe de la jácara, que bebe de la zarabanda, de la bulería, de los fandangos, del guayabero, que se emborracha. Es a la vez un homenaje a los cantautores, como el maestro Veneno, el maestro Ruibal o el maestro Auserón". Y a mitad del tema presentó a David Pastor, que improvisó absolutamente, pues como dijo el cantante, ni se sabía la canción…Un lujo.

 

Luego fue, La pena y lo que no es pena, una versión de petenera veracruceña. Una bruslería, como el identifica el Si supiera, muy cercano a su admirado Kiko Veneno. Hasta llegar a un doble bis con un guiño incluido, cuando cantó, precisamente, la versión que Kiko Veneno hizo en su momento del poema que tradujo de Miquel Martí i Pol, No pido mucho, recordando y ratificando con él: "esa corriente que sigue viva, entre los músicos andaluces y los catalanes". Y llegó la despedida, que improvisó sobre la música del Negro Curro, agradeciendo al público su asistencia: "Ójala que un día volvamos / a encontrarnos otra vez. / Fue un verdadero placer / estar contigo y contigo / estar con tantos amigos / y tomarnos dos o tres", llegando a cantar el anuncio de los discos que tenía fuera para vender.

 

Una noche redonda, con unos músicos totalmente inspirados, especialmente, por destacar a algunos, David Pastor protagonista junto a Mario Mas de algunos de los momentos instrumentales mejores de la noche; en un local absolutamente lleno, ideal para sus evoluciones; donde pudimos escuchar unas canciones inspiradísimas que, en vivo, brillaron igual o más que en la magnífica grabación de su disco; esos temas, apoyado en su tres flamenco que domina y con el que crea nuevos sonidos que envuelven esos textos magníficos, narrativos algunos, como Negro Curro, sugerentes los más, que Raúl Rodríguez crea. Una combinación perfecta, como se podía apreciar tanto en las caras como en los comentarios de la gente al salir de la sala.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Sufrió un infarto el 9 de agosto

el 28/11/2016

La empresa de management de Luis Eduardo Aute, ha informado mediante comunicado que el estado del trovador "ha mejorado notablemente en las últimas semanas y que se encuentra en una nueva fase de recuperación."

HOY EN PORTADA
Tango en Barcelona y Canción maleva

por Carles Gracia Escarp el 06/12/2016

La canzonista cuyana Sandra Rehder cerró un ciclo de recitales de puro tango que ofreció en el Borne de Barcelona junto a Marcelo Mercadante al bandoneón y Gustavo Battaglia a la guitarra, el trío prepara un nuevo disco (Canción Maleva) bajo un sistema de micromecenazgo que finaliza el 24 de diciembre.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional