Portada > Opinión
Vota: +2

24 Festival Barnasants 2019 - XXXII Festival Folk Internacional Tradicionàrius 2019

Alessio Arena: Aromas de mistura en el desierto en flor

por Carles Gracia Escarp el 18/03/2019 

Alessio Arena hizo en Barcelona una primera presentación del que será su próximo y ya finalizado trabajo discográfico Atacama, de inminente publicación, y del que ya ha ido compartiendo algunos temas en estos últimos meses en internet, ritmos mediterráneos y latinoamericanos en su voz dulce y conmovedora, con los que se abre nuevas perspectivas artísticas en estas diversas sonoridades que van dibujando su evolución musical, disco a disco.

Alessio Arena en el CAT © Jordi Torrell
Alessio Arena en el CAT
© Jordi Torrell

Nos cuenta y nos canta Alessio que nunca sabemos en qué lugar podemos florecer, y por suerte quiso la vida y su deseo llevarlo un tiempo a recorrer Chile, entre otros lugares de Latinoamérica, fue durante algunos meses de 2017. Sin embargo, fue en un lugar no programado donde cayó rendido ante un paisaje trágico y a priori despojado de significados, la desnuda belleza del desierto de Atacama, allí encontró Arena su espejo y la inspiración más inesperada. Ahora, al fin, tras una fructífera etapa de creación esas flores se abren para quien le quiera escuchar y perfumarse con sus canciones.

Alessio Arena, "cantascrittore" napolitano establecido en Barcelona desde 2008, en Atacama encontró un abrigo y esa irrepetible sensación de poder mirar a lo lejos sin obstáculos artificiales, partiendo de ese natural primer silencio para poder dar rienda suelta, carácter y forma a su nuevo cancionero, algo en su esencia le sedujo profundamente siendo él tan mediterráneo, alimentado por las sensaciones vividas y las músicas escuchadas en ese viaje casi iniciático tan esperado por tierras americanas.

Tras el aprendizaje, su voz abierta a la vida y al arte fue creciendo en este personal Atacama, canción tras canción, recolecta madura de sonidos y ritmos, con fusiones propias de canción popular sin fronteras. Así como cantaron Chabuca y la Pradera entonando sus “aromas de mistura”, llegando Alessio más allá del farol estético para hacerse eco de injusticias en denuncia social (en La canzone di pietra, Los niños que vuelan…) y envuelto siempre en cierta poesía, su poesía.

Alessio Arena. © Jordi Torrell
Alessio Arena.
© Jordi Torrell

Atacama es el fruto de tres años de búsqueda, un trabajo elaborado sin querer hacer arqueología musical, aportando sus propias alforjas musicales y reinventando a su modo la rica tradición de algunas culturas latinoamericanas que ha ido reconociendo y absorbiendo, una música popular por la que siempre se ha interesado, aunque sin pretensión de querer hacer aquí un original “disco chileno”.

Después de su última grabación con el disco La secreta danza (2016), este nuevo Atacama se ha desarrollado entre tres lugares bien diversos: Santiago de Chile, Barcelona y Nápoles, en tres estudios de grabación, entre ellos el de la Basílica de San Severo (S. XVI) reconvertida en estudio en su barrio de infancia napolitana de Rione Sanità y contando en total con cinco productores.

De izquierda a derecha Marta Roma, Rocco Papìa, Alessio Arena y Víctor Martínez. © Jordi Torrell
De izquierda a derecha Marta Roma, Rocco Papìa, Alessio Arena y Víctor Martínez.
© Jordi Torrell

El primer concierto de presentación de Atacama en Barcelona tuvo lugar el pasado 16 de marzo en el escenario del C.A.T. Tradicionàrius, programado dentro de los festivales Barnasants y Cose di Amílcare. Los protagonistas del concierto fueron Alessio Arena: voz y guitarra, Marta Roma: violoncelo, trompeta y voz, Víctor Martínez: batería y percusión, Rocco Papìa: guitarra, buzuki y charango. Respecto de otras giras anteriores, Alessio ha cambiado de compañeros músicos para la gira de presentación de este nuevo disco, un trío magnífico.

Mientras entran en escena todos los músicos suena en grabación la voz de la abuela de Alessio Arena, y el cantautor inicia el concierto con el tema homónimo Atacama, todos queremos oficio y hogar, el sitio donde florecer... En el disco y en el single compartido con el cantautor chileno Manuel García, la primera canción que compuso para este nuevo trabajo y que se puede escuchar en internet desde hace más de un año, con un delicioso estribillo: Tierra, por favor, dame un abrazo, devuélveme un pedazo de presente. Déjame llegar hasta mi gente, cántame tú lo que yo no puedo cantar.

De orígenes y seres humanos en tránsito, recordando a los emigrantes italianos en Nueva York, Alessio recupera a capella Scètate (Ferdinando Russo – Mario Pasquale Costa) que interpretara napolitanamente Roberto Murolo, y que luego cantaron Massimo Ranieri, Ester Formosa y Toti Soler (L'Arxiver de Tortosa, 2004) o Irene Scarpato en su trío Suonno D'Ajere, entre otros. De esta manera, el cantor nos introduce en la historia de Peppino en la neoyorquina Mulberry Street, así como en la de otros protagonistas de los movimientos migratorios y su circunstancia reflejados en su nuevo tema Il paese che non c’era, una de las máximas delicias de este nuevo disco.

Y vamos de norte a sur, Alessio nos habla ahora de la chilena Iquique y presenta la siguiente canción: Camanchaca, cantándola tras su icónico lema “Uno nunca sabe cuál es el lugar donde va a florecer” con una corona de flores en su cabeza como atrezo especial. Camanchaca, esa palabra que define la neblina que se levanta del Océano Pacífico y cruza el desierto, dejando fina humedad sobre la ciudad de Iquique, así en castellano nos canta: Hay un país atravesado en mi garganta que nunca recorrí…  ya más tarde sí.

Alessio Arena. © Jordi Torrell
Alessio Arena.
© Jordi Torrell

Otra viva denuncia al viento en la siguiente canción: Los niños que vuelan,  y vuelan los niños porque al andar no van lejos, un canto contra la injusticia global de la pobreza extrema en la infancia, con emotivas imágenes de niños sobre el fondo del escenario.

Y volvemos a encontrarnos en las calles de Nueva York, Alessio nos introduce en la historia del encuentro entre el poeta Federico García Lorca y Gilda Mignonette, cantante napolitana que triunfó en el Nueva York de los años 20 y 30 del pasado siglo, ya prácticamente olvidada, y a la que el  "cantascrittore" dedica su más reciente novela publicada en Italia: La notte non vuole venire (Fandango Editore, 2018). La canción que nos ocupa es El hombre que quiso ser canción, otra de las maravillas de este disco y que imagino cantando a dúo entre Alessio Arena y Miguel Poveda, con García Lorca como pasión compartida, delicia, ojalá pueda ser. 

Momento de felicidad nos trae la interpretación del siguiente tema en napolitano, un reflejo de esos momentos imborrables que Alessio Arena vivió durante sus viajes americanos, aquí nos vemos con los cuatro músicos en cercanía posicionados como en un cuadro de fado portugués para interpretar ‘A felicità.

A continuación llega Amor circular, primer single que fue del disco, semilla que abrió la propuesta completa que ahora Alessio comparte con su público. Le escuchamos con esta hermosa cumbia “a su manera” que el autor compartió vocalmente en la grabación con la gran cantautora colombiana Marta Gómez, también residente en Barcelona, a la que había conocido en un pequeño homenaje con libro de Luis García Gil a Luis Eduardo Aute.

Amores que van y vienen, y el querer de una madre que permanece en el tiempo, de ida y vuelta fueron las cartas que Alessio y su madre intercambiaban en su correspondencia mientras ella vivía en Barcelona y él todavía en Nápoles, de fragmentos de esas cartas Alessio compone el tema Una luz.

Y entre el alma, el dolor y la vida, Alessio Arena recupera un regalo de tema que compuso el cubano Bola de Nieve, qué bien suenan en su voz esas canciones de Ignacio Villa, y cuánto le gusta cantarlas, como este flechazo en directo, directo al corazón del oyente: Ay, amor.

Giancarlo y Alessio Arena. © Jordi Torrell
Giancarlo y Alessio Arena.
© Jordi Torrell

Luego llega a escena como invitado Giancarlo Arena, hermano de Alessio, para hacer un mano a mano que continúe la tradición de esa vía fraternal-musical, cantan a dúo un tema de largo recorrido, de los más bonitos de su repertorio: Hablando a solas, incluido en su primer ep de 2010, al hilo de la canción cuenta Alessio que una noche la cantó al calor de un bar junto a la ahora exitosa cantante Rosalía. Por otra parte, decir que Giancarlo Arena debería seguir su camino musical con un nuevo disco tras su ópera prima en solitario de 2017, con esa sencilla seducción del que canta a las pequeñas cosas.

Ya acabando la noche, ambiente festivo para interpretar Diablada, otro de los singles previos del disco, un ritmo original de Bolivia y Chile, cantado con el ánimo de traer la paz al mundo, Alessio y su trío la llevan a los sonidos mediterráneos cantándola en napolitano y hablando al tiempo de las guerras internas personales, Alessio se desata en escena y brilla con su expresividad corporal, naturalmente, más que nunca.

Para cerrar, nos encontramos en el momento serenata con el tema en castellano de título Maravilla, su letra reza: Qué canción más perfecta con una media vuelta dejará la puerta abierta por si vuelves… pues digo yo que habrá que volver para poder escuchar las canciones que quedan por desvelar en la grabación de su Atacama.

Parecía que acababan pero aún tuvimos el gusto de escuchar otro inédito: El negro, otro tema con autoría de Alessio Arena, hablando de tiempos de esclavitud, con la jocosa historia de un esclavo cimarrón y al tiempo fiel enamorado de su señora de la que no quiere separarse, con este ritmo afroperuano se cerró la noche a la espera de la próxima edición del disco para poder seguir descubriéndolo.

Observando a Alessio Arena en escena y tras seguir detalladamente su recorrido artístico, prácticamente desde sus inicios, este cronista aprecia una evolución bien visible tanto en expresividad escénica como en su canto que ya no es a ojos cerrados. Se muestra dulce y emocionado como es su voz, eso sí, compartiendo sus historias y anecdotario sigue, desde siempre, igual de espontáneo por naturaleza. Ahí va y ahí sigue Alessio Arena derramando genio, arte y vida, con aromas de mistura en su particular Atacama, desierto en flor y es que por aquí ya es primavera.

Alessio Arena con su banda. © Jordi Torrell
Alessio Arena con su banda.
© Jordi Torrell

 










 
PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Óbito

el 04/04/2019

La poesía, el mundo de la canción de autor y el de la música latinoamericana en general entonó hoy al unísono "Cuando un amigo se va" en despedida y homenaje a su autor, el cantautor argentino Alberto Cortez, fallecido a los 79 años de edad en un hospital de la capital española.

HOY EN PORTADA
24 Festival BarnaSants 2019

por Joan Carles Martínez el 06/04/2019

La bonaerense Georgina Hassan pasó por la Sala Harlem de Barcelona en el marco del festival BarnaSants en un concierto en el que recorrió un poco toda su discografía con temas de sus trabajos anteriores y también, como no podía ser de otro modo iniciándonos en varios de su último CD Madreselva, donde ha musicalizado a diferentes poetisas argentinas.

 



© 2019 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

 

Acceso profesional