Portada > Opinión
Vota: +0

Entrevista

RIU, diez años de folk con estilo propio

por Pol Ducable Rogés el 28/01/2020 

Entrevistamos al grupo RIU a propósito de su 10º aniversario y de su concierto en el Tradicionàrius de Barcelona el pasado viernes 17 de enero del 2020 presentando su nuevo espectáculo "RIU X".

RIU

 

El grupo RIU es una de las bandas consolidadas del panorama folk ibérico y este 2020 celebran su 10º aniversario, un hito al que damos valor vista la efervescencia de propuestas y su volatilidad en el tiempo, una inestabilidad que pasa a menudo por cambios vitales de sus componentes fruto de una sociedad también cambiante.

 

Celebramos su aniversario y nos alegramos de la fuerza y energía de este proyecto de almas libres y con un sello y estilo propio. El proyecto RIU (río en catalán) es la fuerza de un equipo, la suma de gotas que hacen bajar un río fresco lleno de folk.

 

¿Cómo y por qué nace RIU en 2010?

 

RIU nace muy cerca de Barcelona, en los dos lados del río Llobregat (un río que desemboca cerca del aeropuerto barcelonés). Nace en las mentes de Pau Vinyoles y Ciscu Cardona en el lado norte del río y en las de Marta Barbero, Rubén Fajardo y Ricard Ros en el lado sur. Pau y Ciscu ya habían compartido proyectos musicales como La Leg Lion Orquestra (Reggae) y Marta, Rubén y Ricard formaban parte del grupo Qui hi ha? (folk celta). Teníamos la necesidad y las ganas de trabajar sobre la raíz de nuestra música tradicional y popular, así que nos unimos para formar RIU. Teníamos la misma idea: trabajar el folk catalán desde la estética y la manera de hacer de la música irlandesa, asturiana, gallega, escocesa... Y fue proponernos la creación del grupo y empezar a ensayar al cabo de una semana. Tres meses después ya estábamos grabando nuestro primer disco.

 

Música de los Países Catalanes con bouzouki, whistles... Melodías tradicionales de vuestra tierra con un color tímbrico que nos recuerda a la música celta. Evidentemente que en la música uno puede coger tantas licencias como uno quiera. ¿Por qué vosotros escogisteis ésta cuando fundasteis el grupo?

 

Tocábamos estos instrumentos, fue todo muy natural. Los whistles, la gaita irlandesa y el bouzouki son claramente los instrumentos que no son propios de Catalunya pero no están tan alejados de un flabiol, un sac de gemecs (cornamusa catalana), o una mandola o laúd. El color tímbrico y harmónico también vienen dados por la manera de reconstruir y reversionar nuestras melodías. Es evidente que el uso de estos instrumentos y la manera de tocarlos da un aire más atlántico que mediterráneo, pero todas las melodías y canciones son de los Países Catalanes. Creemos que era uno de los argumentos que al cabo de los años hemos dejado de justificar. Es tan simple como que nos pusimos a tocar así porque eran los instrumentos que dominábamos; como también tenemos el contrabajo, el violín, el acordeón diatónico o la guitarra acústica. Ahora nuestro sonido es sonido RIU. Si escuchas un tema nuestro rápidamente sabrás que somos nosotros.: hemos ido definiendo nuestro sonido ya desde el primer disco RIU (2011) y con el paso de los años cada vez es un sonido más propio, más RIU.

 

El primer disco, RIU (2011) fue toda una primera declaración de intenciones...

 

Sí, fue nuestra carta de presentación. Y nos encanta ese disco, porque es fresco y directo y nos recuerda cuál fue nuestro propósito inicial. A la vez era un disco para empezar a conocernos entre nosotros, empezar a definir nuestro sonido y nuestra dirección como banda. Nos gusta ver los discos como una foto del momento y creemos que los cuatro discos son muy representativos de cada época del grupo. En este disco éramos mucho más jóvenes, enérgicos e inocentes que ahora y creemos que eso se nota. A la vez también teníamos muy claras las piezas que queríamos que aparecieran y la selección fue mucho más sencilla que en los otros tres álbumes.

 

RIU en el concierto del pasado viernes 17 de enero de 2020 presentando su nuevo espectáculo «RIU X» en el marco del festival Tradicionàrius. © Tradicionàrius|Josep Tomàs
RIU en el concierto del pasado viernes 17 de enero de 2020 presentando su nuevo espectáculo «RIU X» en el marco del festival Tradicionàrius.
© Tradicionàrius|Josep Tomàs

 

Ganar el Concurs Sons de la Mediterrània 2011, un año después de vuestra fundación. ¿Un reconocimiento al acierto de vuestra apuesta?

 

Sin duda ganar el premio Sons de la Mediterrània 2011 fue un paso importante en la historia de la banda. Nos gustaba lo que hacíamos y nos sigue gustando. Pero que un jurado nos reconociera y nos diera este premio tan prestigioso supuso un impulso y un reconocimiento al trabajo, no sabemos si al acierto o no... La verdad es que ese primer año también recibimos el segundo premio en el Proyecto Bígaru del festival Folkomillas y el tercer premio del concurso escenario PRAU, también en Cantabria (al norte de la Península Ibérica). Que nos reconocieran el trabajo en nuestra tierra y luego fuera fue una manera de reafirmar que íbamos por el buen camino. Uno de los objetivos de RIU era llevar nuestro folk por el país y sobretodo fuera de nuestras fronteras. Así que tanto estos premios como los 50 conciertos que hicimos durante el primer año de vida nos dieron un impulso importante. De todas maneras, también creemos que nuestro camino hubiera seguido adelante ganando estos premios o no. En 2012 queríamos grabar nuestro segundo disco, con premio o sin él. El premio Sons de la Mediterrània nos dio la oportunidad y la visibilidad que necesitábamos para poder poner el nombre de RIU encima de la mesa y darnos a conocer.

 

"Amb canya!" (2012) un disco redondo lleno de colaboraciones.

 

Un gran álbum para la banda, y a la vez el más difícil de hacer. El segundo disco es el más complicado de hacer para una banda porque quieres ir hacia delante sin perder tu esencia y a la vez quieres demostrar que has crecido. Además fue el primer y único disco que hemos grabado con un productor y eso nos hizo crecer y readaptar la forma de trabajar. Lo produjimos conjuntamente con Fernando Barroso durante 5 semanas muy intensas de febrero y marzo de 2012. Dos semanas de ensayos con los cambios propuestos por Fernando y tres semanas de grabación non stop. Además fuimos cayendo enfermos, y la primera semana y media de grabación la hicimos con fiebres altas. Todos fuimos cayendo y eso fue muy complicado. La visión de Fernando fue muy positiva para la banda y la intención inicial de que fuera un disco muy coral, con muchas colaboraciones, se plasmó de maravilla. Jordi Fàbregas, Artur Blasco, Carles Belda, Luis Peixoto, Josep Maria Ribelles, Pablo Vergara, Borinots Tqt (con Manu Sabaté, Pau Benítez y Gerard Alís) y el mismo Fernando son músicos referentes para RIU, y fue todo un honor que quisieran participar y aportar un color al disco que ahora nos parece fascinante. Guardamos un gran recuerdo de ese disco.

 

Y después de 3 años de silencio discográfico y cambio de violinista, un nuevo impulso en 2015 con "Abans tot això eren camps" con vuestros primeros temas propios, melodías de vuestra comarca... ¿Un disco un poco más introspectivo quizá?

 

Nos gusta decir que fue un disco más kilómetro cero. Pasamos de tener la visión amplia, de todas las culturas de los Países Catalanes, a centrar nuestra mirada en una visión de proximidad, de nuestra comarca el Baix Llobregat donde hacemos vida, ensayos y discos. También nos acercamos a zonas geográficas muy personales y queridas como son las comarcas del Solsonès, el Berguedà y el Alt Urgell. Además, musicamos tres poesías de Esteve Albert, poeta y folklorista catalán que a través de sus textos nos transportó a las montañas, cimas, rutas y caminos que habíamos hecho con nuestros esplais (clubes de tiempo libre) de pequeños y que algunos aún seguimos haciendo. También nos lanzamos a hacer más piezas de creación propia e incorporamos la cornamusa catalana, el sac de gemecs. Además, le sumamos la aportación de Arnau Barrios que venía con ideas nuevas. A la vez con el título queríamos (y queremos) reivindicar nuestra comarca: su pasado y presente marcadamente agrario. Antes todo esto eran campos ("abans tot això eran camps") y ahora hay más polígonos, asfalto, autopistas, cemento, trenes, depuradoras, el aeropuerto... pero ahí siguen batallando los agricultores y la vida de campo. Y seguimos siendo felices en nuestra comarca, en nuestros pueblos vivos llenos de asociaciones, entidades, clubes y gente que los mantiene vivos a pesar de estar tan cerca de Barcelona y poder perder nuestra personalidad y visión del mundo desde el patio de atrás de la capital, con lo bueno y con lo malo.

 

En 2018 salió "Delta". La energía y vigor que os caracteriza, vuelta a ese sonido celta pero más maduro, una producción más elaborada... ¿Es un punto culminante en este compromiso por un timbre que os define?

 

Delta es un disco muy trabajado, con muchas horas de preproducción y de producción, muy pensado y elaborado. A la vez en el estudio no quisimos limitarnos a la hora de hacer varias pistas del mismo instrumento, de doblar voces, de incorporar más efectos(reverbs, delays, flangers, distorsiones, bombo...). En 2016 presentamos un nuevo show, RIU360º, basado en el sonido envolvente a 360º, el que fue también el trabajo final de carrera de los estudios superiores de sonología de nuestro acordeonista Pau Vinyoles. RIU360º fue un espectáculo que se basó en la innovación en el sonido y pasó por ser el primer concierto de folk, que nosotros sepamos, con sonido envolvente. Un espectáculo que combinaba lo que nos gusta de la tradición y lo que nos fascina de la modernidad. Quisimos incorporar todo este bagaje en el disco Delta, a la vez que manteniendo la esencia del sonido RIU. Las colaboraciones volvieron a tener mucho peso y abrieron la tímbrica de la banda: intervinieron Joan Sobrevals con el teclado Hammond, Pablo Vergara con el bodhran, Balkan Paradise Orquestra con sus vientos, Manu Sabaté con la gralla y la tenora, Pau Benitez con el flabiol y tamborí (tambor pequeño), Fernando Barroso con la mandolina, Luis Peixoto con el cavaquinho, Pere Montserrat con los vientos, Adrià Grandia con la zamfona, Marta Barbero a la voz y Josep Maria Ribelles con su arpa. Nos encanta que participasen amigos músicos admirados, y creemos que las colaboraciones enriquecieron y agrandaron el disco. 

 

Pensamos que es nuestro mejor disco, el más arriesgado y el que más nos acerca al nuevo sonido que queremos plasmar tanto en disco como, sobre todo, en directo. Sabemos que hacemos folk, que no hacemos música mainstream, y quizás el único "pero" que le pondríamos al disco es que esperábamos una respuesta de crítica más entusiasta, más en la línea de todo el trabajo y el paso adelante que creíamos estar haciendo. I lo seguimos creyendo: Delta es el mejor disco de RIU. A nivel de público y de cómo nuestra gente recibió el disco fue magnifico y estupendo, y eso nos hizo muy felices porque al final sin ellos, sin público, sin la gente que nos sigue, no sería posible seguir adelante. Así que continuaremos, con las ideas claras y con ganas de seguir este camino.

 

RIU

 

Y llegan los diez años y montáis una fiesta de cumpleaños y... ¡ambiente inmejorable en el teatro del C.A.T. de Barcelona! Pasan los años y tenéis un público fiel que os sigue y os viene a ver; y seguís recogiendo de nuevo también por lo que vimos el viernes. ¿Cuál es vuestra fórmula? 

 

Teníamos muchas ganas de empezar este año de gira y conciertos. Y hacerlo en el Tradicionàrius es como hacerlo en nuestra casa de Barcelona. Creemos que la fórmula es hacer partícipe a la gente de tu música. A nosotros nos encanta lo que hacemos y hay que saber transmitirlo. Vamos mejorando con el tiempo la manera de comunicarnos con nuestra gente y con nueva gente. Es importante tener presencia en las redes sociales y en Internet, pero también lo es hacerlo con el boca-oreja y en persona. Hacemos uso de todas las herramientas que tenemos en nuestras manos para llegar al mayor número de gente, para hacer difusión de nuestro trabajo y acercarlo al público que nos sigue y al público potencial. La verdad es que es un placer que nuestro trabajo guste y tenga tanta repercusión. La oportunidad de estar en el Tradicionàrius con toda su repercusión hace que la suma siempre sea positiva. Todas las entradas vendidas. Más de trescientas personas dándonos calor desde el auditorio nos ayudaron mucho a hacer de este primer concierto RIU X del 2020 como uno de los mejores de RIU. Ya es la tercera vez que colgamos el cartel de sold out en el Tradicionàrius, en 2017 lo hicimos dos veces con RIU360º. Y ahora, el próximo objetivo es llenar un nuevo RIUx360 el 6 de marzo en Can Massallera de Sant Boi de Llobregat (en nuestro pueblo) celebrando los 10 años de RIU y del festival Rubrifolkum. ¡Os invitamos a venir y llenar la sala!

 

Por cierto, Marta Barbero vuestra primera violinista durante años volvió después de vivir un tiempo en Portugal. ¿Esto se notó en el directo del Tradicionàrius y supongo que también se notará en esta gira de los diez años, no? ¿El retorno es sólo para la gira o es un retorno en toda regla?

 

Si, echábamos de menos a Marta Barbero. Arnau Barrios ha decidido tomar otro camino musical y personal. Es un gran músico y hemos disfrutado mucho de su calidad y su musicalidad. Durante estos cuatro años hemos grabado dos discos con él y hemos girado y tocado mucho. Por otro lado, el retorno de Marta supone un nuevo impulso ya que es una pasada poder celebrar juntos estos 10 años con los mismos componentes que iniciamos RIU en 2010. Marta nos da una presencia y una fuerza en el escenario que son claves para entender a RIU. Y sí, es un retorno en toda regla. Marta es parte importante de RIU.

 

Otra novedad que vimos en el directo del pasado viernes en Barcelona es que habéis incorporado la batería en vuestra formación. ¿Era un debate desde los inicios del grupo, no? ¿Por qué ahora, después de diez años? ¿Contentos de los resultados?

 

En el inicio de RIU teníamos claro que no queríamos ni batería ni percusión. Queríamos que ése papel lo jugaran la sección rítmica con guitarra,bouzouki y contrabajo. Pero también a lo largo de los años el gran percusionista Pablo Vergara ha ido colaborando regularmente con nosotros con el bodhran en discos y en algunos conciertos. Para este año de celebración teníamos ganas de algo nuevo y hemos dado en el clavo con Xarli Oliver, que además suma el sintetizador a la banda. Desde hacía un par o tres de años que íbamos pensando en la posibilidad de incorporar a un batería para darle más fuerza y potencia al directo. Xarli era el candidato ideal y estamos muy contentos de que haya aceptado el reto. Su calidad, trabajo y experiencia nos dan un plus de fuerza. Xarli fue el primer batería de Sau, ha estado muchos años con Quimi Portet, ahora acompaña a Joan Miquel Oliver y a la Cobla Catalana dels Sons Essencials. La verdad es que es todo un lujo poder contar con él.

 

¿Ideas para un quinto disco o vais partido a partido, como dice el tópico futbolístico?

 

Partido a partido. El próximo partido es un nuevo RIU360º celebrando 10 años de grupo y del festival Rubrifolkum. Le hemos llamado RIUx360 y lo haremos el próximo 6 de marzo en Can Massallera de Sant Boi de Llobregat. Será un concierto único y especial. Sonido envolvente, vídeoproyecciones, colaboraciones especiales y muchas sorpresas que iremos anunciando. 

 

Y luego, la idea es poder hacer muchos conciertos de RIU X celebrando nuestro décimo aniversario durante todo 2020. Así que, si hay programadores leyendo esta entrevista, ya saben que queremos tocar en vuestro festival, fiestas patronales, salas... ¡Donde nos quieran!

 

Vamos a hacer un breve test para acabar. 

 

- Una canción vuestra: La Minyona del Rosselló

- Un disco vuestro: Delta

- Un directo que recordéis: RIU360º en el Tradicionàrius.

- Una colaboración, en un disco/directo: con Capercaillie.

 

RIU










 
PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
 
Más nuevoMás leídoMás votado

 

HOY DESTACAMOS
XXXIII Festival Folk Internacional Tradicionàrius 2020

por Carles Gracia Escarp el 20/02/2020

Desde diferentes pueblos valencianos llegaron al Festival Tradicionàrius de Barcelona las voces de seis artistas que en su espectáculo conjunto Els dies i les dones (Los días y las mujeres), cantan a la vida desde la tradición valenciana y como protagonistas de esos días, de esas vidas en primera persona y con nombre de mujer.

HOY EN PORTADA
Gira «Todo lo que tengo»

por Carles Gracia Escarp el 24/02/2020

Pasión Vega inició su gira con su nuevo disco Todo lo que tengo y sus temas inéditos basados en la tradición latinoamericana, con autores de ambas orillas, fue en concierto en el Palau de la Música Catalana de Barcelona.

 



© 2020 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

cancioneros.com/letras
Acceso profesional