Portada > Actualidad
Vota: +0

20 aniversario

Jorge Fandermole, el artista que le puso música al dolor de aquel «Junio»

AGENCIAS el 24/06/2022 

El impacto de los crímenes de los jóvenes militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán el 26 de junio de 2002 en aquella asonada represiva hizo que el músico y compositor Jorge Fandermole, reconocido por sus aportes autorales al cancionero de la llamada Trova Rosarina, pero asimismo inspirado hacedor de nueva obra para la música popular, creara la canción Junio, que desde entonces resuena como un bello alegato de ese acontecimiento.

Jorge Fandermole.

Canciones relacionadas
Personas/grupos relacionados

 

Télam | Sergio Arboleya - "La canción Junio fue compuesta inmediatamente luego de que se hicieran públicos los sucesos de Puente Pueyrredón como una respuesta íntima a la inmensa conmoción, tristeza y angustia que personalmente tuve ante los hechos", desliza Fandermole a Télam.

 

Pero el autor de gemas como Oración del Remanso, Cuando, Canción del pinar, Sueñero y Canto versos, entre más, confiesa: "Debo decir con sinceridad que tuve mis contradicciones respecto de la práctica de los piquetes y en un principio me costó aceptar su legitimidad como medida de fuerza".

 

"Lleva tiempo interpretar las nociones de necesidad y los desequilibrios e inequidades que justifican los comportamientos sociales (y los piquetes siguen siendo condenados por sectores a quienes no convienen) porque lleva tiempo asimismo aceptar la práctica de un pensamiento crítico que, como tal, no admite los sesgos del interés personal o sectorial, ya que con ese criterio sólo sería legítimo lo propio", reflexiona el guitarrista y cantante.

 

Junio luego se integró al repertorio de su disco Pequeños mundos (de 2005 y séptimo de los ocho álbumes publicados hasta ahora), puede escucharse en YouTube en una estupenda versión compartida con Raly Barrionuevo y tuvo —entre otras— un abordaje tanguero propuesto por Carlos Varela junto al rosarino Juan Carlos Baglietto para su placa Lo que el tiempo me enseñó (2014).

 

¿Qué aportó Junio como canción y como emergente al conjunto de tu obra?

 

Cada nueva canción es una emergencia con una potencialidad que no se puede prever, y también cuesta analizar a la distancia cuánto y cómo modifica el resto de lo hecho. En principio significó para mí un enorme compromiso respecto de cómo usar el lenguaje, cómo decirlo, porque la gravedad y el horror de esos crímenes ya estaban sobradamente documentados por la crónica periodística. Entonces uno se pregunta qué más hacer, qué más decir y cómo. Supongo que esos interrogantes sobrevuelan toda la composición posterior.

 

Al respecto, ¿cuál sentís que es el vínculo entre la coyuntura sociopolítica y tus canciones?

 

Por la celeridad y la abundancia de acontecimientos en el plano socio-político no creo poder estar al día ni tener la capacidad de componer con la frecuencia necesaria algo de cierto valor que lo justifique, sobre todo si el anclaje es coyuntural. Hay canciones que son crónicas de la realidad cotidiana de un pueblo o una sociedad y se agotan inmediatamente porque su contenido es perecedero y otras que trascienden lo inmediato. Yo no soy capaz de hacer esas previsiones. Estoy atento al mundo, pero el mayor conflicto se desarrolla en los lenguajes, y entre ellos están los artísticos, todos están en crisis porque los sistemas lo están. A veces uno no sabe dónde recortar el mundo ni cómo decirlo, y otras veces hay una lucidez mayor y deja alguna canción afortunada donde lo real queda testimoniado, transfigurado y tal vez hecho memoria.

 

¿Qué sentís hoy al cantar o escuchar esa canción?

 

Al cantar hoy esa canción percibo que retomo la memoria no sólo de los sucesos sino también de un contexto histórico. Es un modo de no olvidar.

 

¿Te preguntás por qué esa conmoción que te llevó a hacer Junio no alcanzó a otros colegas de la canción popular?

 

Estoy seguro de que esa conmoción fue colectiva y alcanzó a todas las personas sensibles y por supuesto a mis colegas de la canción popular como vos decís. Pero lograr hacer algo al respecto, traducirlo —por decirlo de algún modo—, y quedar conforme no es una mera cuestión de decisión o voluntad, ni mucho menos de capacidad. También es necesario que el azar te lo autorice, tener el tiempo y la energía que te permitan hacerlo. Yo escucho frecuentemente canciones muy lúcidas de mis colegas que dicen casi exactamente lo que yo hubiese querido decir, pero no lo dije, o no lo vi, o no estaba en el lugar y el momento indicado, o no pude.

 

Pero todo esto parecería una reflexión vana sobre una obra, o sobre el arte y sus lenguajes si no recobramos la dimensión y la extensión histórica y política de los asesinatos de Kosteki y Santillán, y cómo resuenan en las luchas sociales actuales sus militancias y sus ejemplos.

 






 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
PUBLICIDAD

 

HOY DESTACAMOS
Óbito

el 28/06/2022

La poeta cubana Fina García-Marruz Badía, una de las voces más reconocidas de la poesía y la literatura latinoamericana, falleció este lunes, a los 99 años de edad, en La Habana. Además de su valiosa obra poética, Josefina García-Marruz también se destacó como ensayista, investigadora y crítica literaria.

HOY EN PORTADA
Novedad discográfica

por Víctor Tapia el 30/06/2022

Después de mostrarla gratuitamente en sectores populares de Santiago al aire libre, el Quilapayún dirigido por Eduardo Carrasco presentó el pasado sábado 18 de junio en el Teatro Municipal de Santiago la cantata Fulgor y muerte de Joaquín Murieta, basado en los textos de Pablo Neruda y de la que recientemente han lanzado un disco.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

 

 



© 2022 CANCIONEROS.COM