Portada > Actualidad
Vota: +0

Novedad discográfica

Peteco Carabajal cede protagonismo en «El amor como Bandera», primer disco de Riendas Libres

REDACCIÓN el 01/05/2018 

El amor como Bandera es el primer trabajo discográfico de la nueva banda Riendas libres, agrupación formada por Peteco Carabajal y sus "herederos" Martina Ulrich y Homero Carabajal.

Portada del disco «El amor como Bandera» de Riendas Libres.Riendas Libres es un trío con lazos de familia. Tres artistas con una historia de amores y música. Martina Ulrich marca el compás de la música con el bombo y la batería, Homero Carabajal aporta su creatividad y talento. Con la fuerza y la frescura de los jóvenes, marcan un vuelo nuevo con Peteco Carabajal, maestro hacedor de estilo y de canciones eternas, con el conocimiento que da la vida y el escenario.

 

La palabra Libres indica que no hay atadura posible en una creación artística. Y las Riendas son el lazo familiar que los une.

 

Peteco se despoja de su papel principal para dar lugar a sus herederos. De una manera segura, ya que el talento de Homero y Martina lo permiten.

 

Según manifestó Peteco Carabajal a los medios de prensa, el cantante y compositor hacía tiempo que quería dejar de actuar en solitario y pasar a formar parte de un grupo donde tuviera que compartir decisiones. De este nuevo grupo nace El amor como Bandera, nombre del tema que abre el disco y que, junto con otros trece forman el primer disco de Riendas Libres.

 






 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
PUBLICIDAD

 

HOY DESTACAMOS
Valores emergentes

por Fernando G. Lucini el 14/07/2021

Uno de los principales motivos por los que desde hace ya años vengo amando la "canción de autor" en el sentido más amplio de ese género, y por los que me siento "enganchado" a ella, es por la capacidad que tiene para sorprenderme siempre, y cuando menos me lo espero.

HOY EN PORTADA
El Sabina que conocemos hoy

por Frank Carlos Nájera el 12/07/2021

Era otro diciembre fresco en Miami, de esos que para nosotros merecen el atuendo invernal, a pesar de que no es más que un par de vientos rellenos de rayos ultravioletas que no separarían a un europeo o neoyorquino de nuestras playas. Es el frío para nosotros, y en una mañana de uno de esos diciembres, en un año bastante particular y sobre todo apocalíptico, empecé a escribir lo que la chispa de Una de romanos me puso entre los dedos. Ahora, cerca de cinco meses después, lo vuelvo a retomar.

PUBLICIDAD

 

 



© 2021 CANCIONEROS.COM