Tu Redención

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Mírame a la cara, tu silencio se hace sepulcral.
No me avasalles con la palabra libertad…
recalificada.
Recalcitrante como una lágrima en la mar,
no te abandones a la deriva sideral:
cuida tus amarras.

No, no me digas que no,
que tu vida anda a solas
y tu boca más que loca
porque no encuentra sabor.

Tonto, más que tonto, no me hagas meditar,
son tus acciones las que me impelen arrostrar
alucinaciones.
La cabeza gacha y un amor sin amistad,
y no te ayuda el que quieras abusar
de tus sinrazones.

Pierdes siempre la voz
cuando ululas al viento
por tu desventura y tu tormento
en proceso de expansión.

Tu cerebro te traiciona
cuando te saltas las normas
y no, no tienes perdón.
Una vida con cadenas
afuera de la trena
no tiene solución.
Piensas siempre que yo
celo tu condena,
y un sonido de cisterna
disipa tu divina redención.

Las canciones más vistas de

Carta Baladi en Junio