Letras de canciones
Vota: +1


Idiomas
 

Traducción automática
       
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Aparece en la discografía de

Pequeño vals vienés


Versión de Ana Belén
Versión de Sílvia Pérez Cruz
En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.
¡Ay, ay, ay, ay!
toma este vals, este vals
este vals con la boca cerrada.

Te quiero, te quiero, te quiero
con la butaca y el libro muerto
en el oscuro desván del lirio
por el melancólico pasillo.
En nuestra cama de la Luna
y en la danza que sueña la tortuga.
¡Ay, ay, ay, ay!
toma este vals, este vals
este vals de quebrada cintura.

Este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.


En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados,
hay frescas guirnaldas de llanto.
¡Ay, ay, ay, ay!
toma este vals, este vals
este vals que se muere en mis brazos.

(Versión de Sílvia Pérez Cruz y Refree)

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.
¡Ay, ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados.
Hay frescas guirnaldas de llanto.
¡Ay, ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.


Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.
¡Ay, ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de cintura quebrada.
Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orilla tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.

Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.
Porque te quiero, te quiero, amor mío, amor, amor.

 

1 Comentario
#1
Mauricio Sánchez
Chile
[29/09/2017 20:20]
Vota: +0
Pequeño vals vienés
Versión estremecedora y bellísina.
Tres grandísimos; Lorca, Silvia Perez y Raul Fernandez
¡¡¡ DIOS LOS CRIA Y LOS JUNTA !!!









 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
La compañera de Atahualpa Yupanqui

el 21/05/2020

Fue la mujer que acompañó a Yupanqui durante casi medio siglo. Pese a que era una gran concertista de piano, dejó a un lado su carrera para acompañarlo. Junto a Atahualpa compuso 65 canciones de enorme éxito, como El arriero y Luna Tucumana.

HOY EN PORTADA
28 aniversario de su partida

el 21/05/2020

Hace 28 años, Atahualpa Yupanqui, el máximo exponente del folclore argentino moría en Nimes, Francia, horas después de tener que cancelar un recital. Un virtuoso de la guitarra, un poeta de las cosas simples, un hombre comprometido con sus ideas y con su tierra. Un artista que recién en los últimos años fue merecidamente reconocido por su país.

 



© 2020 CANCIONEROS.COM

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

cancioneros.com/letras
Acceso profesional