Letras de canciones
Vota: +0


Idiomas
  

Traducción automática
      
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Aparece en la discografía de

Barcelona no es un mito


Barcelona no es un mito
ni un concepto escuálido
francamente, nada me excita
como sentir su cuerpo húmedo.
Barcelona no es un mito:
existe, estoy seguro.
-desde la primera cita,
nos tuteamos siempre.


Cada día tiene una neura, cada día tiene un nuevo plan;
cuando me acerco, ni me saluda, pero me toma de la mano
y –si ella es el guía- no me atrevo a decir nada,
solamente la sigo con cara de atontado.
Tal vez tenga un día tierno –caricias y besos-,
tal vez, arisca, me arañe por oscuros callejones
y se haga la estrecha cerca de la catedral
o se abra de piernas en la Diagonal.
¡Qué más da!
Yo la quiero efervescente; es decir, desconcertante,
y siento por ella aquel punto de odio que me hace aún un mejor amante.

Barcelona no es un mito
ni el coto de algunos engreídos;
ella elige con quién se acuesta
y se burla de los estúpidos.
Barcelona no es un mito
-no os quiero distraer con sofismas:
A menudo se hace pequeña y
se me agarra a los pantalones.


Cuando la luna nos acaricia con larguísimos dedos de vino,
segregamos adrenalina y, olvidándonos de dormir,
paseamos por los barrios –cemento y adoquines-,
de los ritmos más cálidos a las copas más heladas
Sus ojos de coctelera mezclan astros y neón
y al mirarlos siempre me juro que tienen que convertirse en una canción.
Ya sé que no es fácil, que me puedo hacer daño,
hacer jaulas de tinta es un acto inmoral...
¡Qué más da!
Lentamente, com timidez, le voy robando algún trocito
y después, en la cama, siento cómo palpita bajo la almohada.

Barcelona no es un mito,
sus labios son salados,
tiene el perfil algo semita
y algunos rasgos agitanados.
Barcelona no es un mito:
su pecho sabe a puerto
y palpita en las noches de verano
si le roza la muerte.


Cuando el alba me llama a casa, me voy sin despedirme,
a menos que en un acuerdo implícito decidamos dormir juntos,
Pero si otra muchacha atía mi llama,
no se pone celosa y le cede su puesto.
Hace tantos años que la he hecho mía que la invento cada vez,
Simplemente con oler la brisa ya adivino si está cerca.
Sé que si la pierdo, no valdré ni un céntimo,
y que ella tiene todos los tíos que quiere.
¡Qué más da!
Soy fiel a pocas cosas, pero sé en lo más profundo,
que cuando ella te posee ya estás bien jodido.

Barcelona no es un mito,
sabe que los dioses están en el paro
y, lo que es ella, siempre evita
hipotecarse su futuro.
Barcelona no es un mito:
es un vaso a rebosar de presente:
te embriaga o te irrita
pero no te deja indiferente.

 










 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Testimonio

el 12/07/2018

La sonrisa de Víctor Jara, imborrable en mi memoria, quedó atrás. La fila india de prisioneros —manos en la nuca— siguió su marcha.

HOY EN PORTADA
Festival Grec 2018

por Carles Gracia Escarp el 18/07/2018

Coetus presentó su tercer disco de estudio: De banda a banda (Satélite K, 2018) en la Sala Apolo de Barcelona, en el marco del Festival Grec 2018.

 



© 2018 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

 

Acceso profesional