Letras de canciones
Vota: +0


Idiomas
 

Traducción automática
       
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Aparece en la discografía de

Alma de cartón


Versión de El Niño de la Hipoteca
Qué quieres que le haga
Si la vida me ha hecho llagas en la lengua
Como hago que comprendas
Que lo que en ti crece, en mí siento que mengua

Más bien dicho nunca ha sido nada
Para estar en mi cajón
No te dejes engañar por esta pluma
Que en verdad pincha aceitunas
Y algún que otro corazón

Si hay que acudir al matrimonio
Yo me pido al demonio
Con sus patas de corcel
Que me gana en colmillos y en rabo
Pero en cuernos yo le gano
Y se los enseño a poner

Cada vez que parpadeo me enamoro
Y veo a una mujer de rojo
No ves que los andares más bonitos
Los agarro con los ojos

Y así estoy
Con el beso endurecido
El alma de cartón
Y el corazón (popom popom)
Me lo han perdido
Me han endurecido el beso
El romance pierde peso
Y no le ciñen sus vestidos


Ves y pregúntale a las calles
Te dirán de mí un alarde,
Por cada losa que pisé
Y nunca hablarán de otras cosas
Que me han visto pisar
Cada esquina tiene una mentira
Ensayada que me enmascara
Tengo un pacto con esta ciudad

Si te soy sincero soy un cobarde
Un amante del desamor
Una bata sin fraile
Un don nadie
Una cerveza sin alcohol
Por fuera soy grande y de piel para dentro
Un insignificante peligro,
En extinción

Ahora tampoco digas
Que en un soplo tú me olvidas
Porque se que no lo harás
Ya que no hay mujer vivida
Que por poco conocida
Yo pueda olvidar

 






 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
PUBLICIDAD

 

HOY DESTACAMOS
Valores emergentes

por Fernando G. Lucini el 14/07/2021

Uno de los principales motivos por los que desde hace ya años vengo amando la "canción de autor" en el sentido más amplio de ese género, y por los que me siento "enganchado" a ella, es por la capacidad que tiene para sorprenderme siempre, y cuando menos me lo espero.

HOY EN PORTADA
El Sabina que conocemos hoy

por Frank Carlos Nájera el 12/07/2021

Era otro diciembre fresco en Miami, de esos que para nosotros merecen el atuendo invernal, a pesar de que no es más que un par de vientos rellenos de rayos ultravioletas que no separarían a un europeo o neoyorquino de nuestras playas. Es el frío para nosotros, y en una mañana de uno de esos diciembres, en un año bastante particular y sobre todo apocalíptico, empecé a escribir lo que la chispa de Una de romanos me puso entre los dedos. Ahora, cerca de cinco meses después, lo vuelvo a retomar.

PUBLICIDAD

 

 



© 2021 CANCIONEROS.COM