Letras de canciones
Vota: +2


Idiomas
 

Traducción automática
       
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Aparece en la discografía de

La niña de los andamios


Versión de Raly Barrionuevo
Fue verla regresar,
como un conjuro eterno,
dueña de su dolor,
una mujer de sal,
una equilibrista en paz,
desafiando muertes de alquitrán.

Cardo silvestre en flor,
en cicatriz danzante,
una ilusión de pan,
pintando su verdad.
Él refugia mi canción,
y la acuna en tierna dimensión.

Madre de un tiempo azul,
niña de los andamios,
apenas una luz,
que estalla en su rosal.
Con su historia me acunó,
despertando el agua de mi voz.

Habrá querido ser todo lo que dejó,
habrá creído herir todo lo que sanó,
madre de mi libertad,
compañera eterna de mi voz.
Es luz, es tiempo,
andamio de los cielos.
Es luz, es tiempo,
andamio de los sueños.


Hoy puedo verla, sí,
disfrutando su viaje,
tan lúdica y feliz,
mirando desde allá
en geométrica oración,
consagrando el nombre de mi Dios.

Fue niña y caminó,
por senderos de cabra,
fue joven y bailó,
con un fantasma azul
que en secreto la besó
y en discreta luna la arrulló.

Es tiempo de partir,
lo supo una mañana,
el mundo no es el fin,
lo que fue en la niñez.
En silencio regresó,
a 1932.

 

1 Comentario
#1
pamela
argentina
[27/02/2018 20:11]
Vota: +1
Palabras q me llegaron al alma y me identifico tanto con esta canción q la escucho y me produce nostalgia y mis lágrimas no cesan





 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
PUBLICIDAD

 

HOY DESTACAMOS
Valores emergentes

por Fernando G. Lucini el 14/07/2021

Uno de los principales motivos por los que desde hace ya años vengo amando la "canción de autor" en el sentido más amplio de ese género, y por los que me siento "enganchado" a ella, es por la capacidad que tiene para sorprenderme siempre, y cuando menos me lo espero.

HOY EN PORTADA
El Sabina que conocemos hoy

por Frank Carlos Nájera el 12/07/2021

Era otro diciembre fresco en Miami, de esos que para nosotros merecen el atuendo invernal, a pesar de que no es más que un par de vientos rellenos de rayos ultravioletas que no separarían a un europeo o neoyorquino de nuestras playas. Es el frío para nosotros, y en una mañana de uno de esos diciembres, en un año bastante particular y sobre todo apocalíptico, empecé a escribir lo que la chispa de Una de romanos me puso entre los dedos. Ahora, cerca de cinco meses después, lo vuelvo a retomar.

PUBLICIDAD

 

 



© 2021 CANCIONEROS.COM