Letras de canciones
Vota: +0


Idiomas
 

Traducción automática
       
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Aparece en la discografía de

Morimos solos


Versión de Patricio Manns
Ya te dije, esta carta*
fue escrita como en sueños,
labrada fue entre sueños
como una piedra enorme.
Y el dolor y el amor la cubrieron de signos
convirtiéndola entonces en cauces de tu nombre.
Está escrita en pasión
y digo adiós con ella
porque el amor corona
las vidas con adioses.
Está escrita con vuelos
que no tienen regresos
pero con estas manos
que sólo tú conoces.**

Amor mío: es de noche
y noche es cuanto escribo
sintiendo cómo duermes sin mí cuando me llama
la humanidad herida que solloza en la tierra.

Amor mío: me esperan
en tantas latitudes
con un fusil oscuro
y una lágrima negra
y una mano empuñada
y una bandera rota
y una esperanza dura
como torre de piedra
y entre amar a tu amor***
y amar cien mil dolores
no queda otro camino que seguir la sentencia
del amor combatiente sangrado día con día
aunque muramos solos, cada cual en su estrella.

Al partir yo desato los nudos de estas vidas
y en el pecho no guardo
sino tu nombre mío,
el nombre que tan sólo
yo sé sobre la tierra.

En el disco “Canción sin límites” cambia el texto de la manera siguiente:

* Finalmente, esta carta
** que tú tan bien conoces.
*** que entre amar a tu amor

(1970)

 






 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
PUBLICIDAD

 

HOY DESTACAMOS
Valores emergentes

por Fernando G. Lucini el 14/07/2021

Uno de los principales motivos por los que desde hace ya años vengo amando la "canción de autor" en el sentido más amplio de ese género, y por los que me siento "enganchado" a ella, es por la capacidad que tiene para sorprenderme siempre, y cuando menos me lo espero.

HOY EN PORTADA
El Sabina que conocemos hoy

por Frank Carlos Nájera el 12/07/2021

Era otro diciembre fresco en Miami, de esos que para nosotros merecen el atuendo invernal, a pesar de que no es más que un par de vientos rellenos de rayos ultravioletas que no separarían a un europeo o neoyorquino de nuestras playas. Es el frío para nosotros, y en una mañana de uno de esos diciembres, en un año bastante particular y sobre todo apocalíptico, empecé a escribir lo que la chispa de Una de romanos me puso entre los dedos. Ahora, cerca de cinco meses después, lo vuelvo a retomar.

PUBLICIDAD

 

 



© 2021 CANCIONEROS.COM