Letras de canciones
Vota: +0


Idiomas
 

Traducción automática
       
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Comentarios

Canción del “Cancionero para el mal de ojo”

Aparece en la discografía de

Madrigal blanco


Quiero cantarle un madrigal
al artesano medieval
que hizo los ángeles que están
sobre la Catedral de Notre Dame.

Fue uno solo, fue montón.
Fue su manera de oración
machacar piedra en el taller
o fue lo único que supo hacer.

Más de una vez París ardió
pero ni el diablo se atrevió
a despeñar de su jardín
los angelotes con verdín
que entre las cúpulas tal vez
juegan con Dios al ajedrez.
Tiene mil años el altar
de imaginero popular.

Tal como él,
si no de piedra de papel
quiero dejar
alguna imagen en algún lugar.
Yo no soy una, soy montón
en el taller de la canción.
Fue mi manera de rezar
y fue lo único que supe dar.

Más de una vez en mi país
todo se arranca de raíz
y poco santo queda en pie,
arriba de ninguna fe.
Que un niño deje por ahí
la papirola que le di
que más podría yo esperar,
imaginera de bazar.

No es por París,
sólo en mi tierra soy feliz.
Tampoco es
nostalgia de antes ni para después.
Es sólo un blanco madrigal
para el santero medieval
que hizo los ángeles que están
sobre la Catedral de Notre Dame.

 






 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
PUBLICIDAD

 

HOY DESTACAMOS
Valores emergentes

por Fernando G. Lucini el 14/07/2021

Uno de los principales motivos por los que desde hace ya años vengo amando la "canción de autor" en el sentido más amplio de ese género, y por los que me siento "enganchado" a ella, es por la capacidad que tiene para sorprenderme siempre, y cuando menos me lo espero.

HOY EN PORTADA
El Sabina que conocemos hoy

por Frank Carlos Nájera el 12/07/2021

Era otro diciembre fresco en Miami, de esos que para nosotros merecen el atuendo invernal, a pesar de que no es más que un par de vientos rellenos de rayos ultravioletas que no separarían a un europeo o neoyorquino de nuestras playas. Es el frío para nosotros, y en una mañana de uno de esos diciembres, en un año bastante particular y sobre todo apocalíptico, empecé a escribir lo que la chispa de Una de romanos me puso entre los dedos. Ahora, cerca de cinco meses después, lo vuelvo a retomar.

PUBLICIDAD

 

 



© 2021 CANCIONEROS.COM